Páginas

28/11/16

BOOK-TAG #20: LAS MANÍAS LITERARIAS


BOOK-TAG DE LAS MANÍAS LITERARIAS

¡Hola, hola, hola!

 Más vale tarde que nunca, dicen. Y espero que sea verdad, porque yo no llego tarde; llego tardísimo. Honra decir que no tengo tiempo para nada que no implique ir de clase en clase. Eso, sumado a otras cosas que tengo que hacer a lo largo del día, hace que para leer me quede muy pero que muy poquito tiempo. Haciendo los deberes de inglés hoy he leído un pequeño texto que me ha parecido la mar de gracioso. Un señor contaba que, dado que su vida se había tornado un tanto monótona, había decido generar un hábito en un período de 30 días. Él jura que es posible. ¡A ver si yo me lo aplico y leo aunque sean veinte páginas al día en horitas sueltas!

 Después de este rollazo, vamos con lo importante. Omaira, chica de la que os he hablado un porrón de veces, desde su maravilloso blog, Entre la lectura y el cine, me ha nominado a un Book-tag de lo más peculiar. Un book-tag muy original, palabrita. ¡¡Desde aquí te doy un millón de gracias, Omaira!! ¡Si es que eres un solete! Y, a todas vosotras y todos vosotros, sólo me queda deciros que ya estáis tardando en pasaros por su espacio. ¡Es una maravilla! No me pierdo ni una entrada J Recomendadísisisisisimo.

 ¿Y en qué consiste esto de lo que os hablo? Pues de hablar de nuestras manías lectoras. Sí, esas cosas tan frikis que no queremos contar al resto de mortales. ¡Qué estos muggles no se enteran de nada! Aquí os dejo las normas y… ¡vamos con las respuestas!




NORMAS

1. Poner 10 manías o hábitos que tengas como lector@.
2. Nominar a 5 blogs y comentarles que los has nominado.
3. Señalar 3 de tus manías, para que tus nominados digan si las comparten o no; tú también debes hacer lo mismo con las manías que eligió la persona que te nominó.

1 – Siempre acabo los capítulos

 Lo sé, tal vez suene muy cliché, pero es la pura verdad. Me supera eso de estar leyendo y tener que dejarlo en medio de una descripción o, lo que es aún peor, un momento épico o una conversación importante. Puede que tenga un problema con la terminación – lo dudo mucho, pero es la única explicación que se me ocurre –, pero es algo que arrastro desde hace mucho tiempo. Debo decir, sin embargo, que dado que voy de culo todo el puñetero día, estoy perdiendo la costumbre. (¡Carme, no seas malhablada, por Dios!).

2 – Me da pena terminar sagas

 No parece una manía, lo sé, pero dejad que me explique. Cuando una saga es larga, me parece genial y maravilloso ir devorando todos y cada uno de los libros que la componen; sin embargo, cuando me quedan más o menos dos, paro de leer. En seco. Pueden pasar – y no exagero – meses, incluso un año entero, hasta que decido terminarla. Prueba de ello es lo que estoy tardando en leer Harry Potter y las reliquias de la muerte (¡sí, sí, ya lo he empezado!). El por qué, una vez más, escapa de mis manos. Sólo puedo deciros que me da una pena terrible dejar ir los personajes, los escenarios y la prosa de un autor o autora que logre cautivarme.

3 – Según el sentimiento que despierte en mí la portada y el título de una novela, selecciono un punto determinado

 Tal cual lo leéis. Tengo un porrón de puntos, la mayoría de ellos o hechos por mí o por mi hermano, y los demás con iconos de las diferentes librerías a las que he ido. Tengo favoritos, claro, pero es algo que no puedo evitar. Por ejemplo, si un libro creo que va a ser entrañable, uso uno de madera con un osito sonriendo. Una cursilada muy friki, ¿eh?

4 – Si un párrafo me parece evocador, tengo que leerlo en voz alta

 Escribiendo todo esto, me doy cuenta de que estoy peor de la cabeza de lo que pensaba. Nada, chicas y chicos, yo sé que me perdonáis. Bromas aparte, esta manía es relativamente nueva. El caso es que estaba yo leyendo La mujer de papel, de Guillaume Musso, cuando me empecé a encontrar con párrafos sencillamente preciosos. Palabras de una calidad que, al menos a mí, me fascinó. Así que no tardé en verme a mí misma leyendo en voz alta, sentada en mi habitación. Supongo que no es más que una manía pasajera, pero, sea como fuere, es algo que, sin duda, me gusta hacer.

5 – No puedo dejarme llevar por la novela

 Mi madre siempre me dice que eso es un problema, y puede que la mujer tenga razón. El caso es que soy incapaz de dejarme llevar. Será que soy cabezota hasta para leer, pero desde que empiezo, hasta que acabo la novela, no paro de hacer conjeturas sobre qué pasará a continuación. Lo cuestiono todo. Sí, sí, como lo leéis: todo. Cuestiono por qué un autor o autora habrá actuado de un modo “x” con sus personajes y no de la forma inversa. Sobra decir que me llevo batacazos, aunque también hago mis pinitos y de vez en cuando acierto.

6 – Leo en cualquier parte

 Para lo sumamente desastrosa que soy en todos los ámbitos de mi vida, tengo una capacidad de concentración muy grande. Me resulta sumamente sencillo abstraerme del ruido, algo que, pese a lo que podáis pensar, no siempre es bueno. Como ese es otro tema, lo dejamos para otro momento. El caso es que puedo leer dónde sea. En el tren, en el autobús, en una sala de espera o en un parque hasta las narices de niños gritando.

7 – No considero importante tener una gran biblioteca

 Una vez termino una historia, creo que lo mejor es dejarla ir. Por eso me gustan tanto las bibliotecas. Me gusta la sensación de felicidad que me produce ver a una persona con una novela que ya he leído. Sensación que sería más bien inexistente si viera el mismo libro cada día en la estantería. Veréis, hace poco más de un año no hubiera dicho (escrito) esto jamás, pero después de dos mudanzas, creedme: valoras qué necesitas de verdad y qué es meramente anecdótico. Adoro los libros, por supuesto que sí, aunque creo que, cuando me muera, no se me recordará por haber tenido muchas estanterías llenas.

8 – Cuando alguien me regala un libro, le pido que me lo dedique

¿Pido que escriban en mis libros? Sí, y además con bolígrafo para que no se borre. Veréis, para mí tiene más valor el por qué haces algo que el acto en sí mismo. Quiero decir, un regalo vacío, un acto que es más bien una forma de, digamos, fichar, no tiene nada que valga la pena recordar. El recuerdo, lo bonito, está en el motivo, en lo que te lleva a regalar algo. Me gustan las dedicatorias cursis, las graciosas y las tristes. Me gustan porque cuando recupero el libro de la estantería, sonrío como una verdadera idiota leyéndolas.

9 – He dejado de ser cuidadosa, quiero que se vea que el libro “ha vivido”

 Cuando leemos un libro, despertamos una historia. Una vez más, hace un año os habría dicho que trato los libros con tanto cuidado que me doy hasta miedo; pero ya no. Siempre os digo que no me gusta que me traten como si fuera de cristal, así que lo mismo hago yo con mis novelas. No se rompen, chicas y chicos, sólo porque las abráis. No pierden encanto. Todo lo contrario. Disfrutad de los libros. Rayadlos, arrugad las esquinas y marcadlos. Un tiempo después, os daréis cuenta de que, realmente, no son más que resquicios de una vida tras otra de la misma historia.

10 – Libro real VS libro imaginario

 Me explico, me explico. Cuando leo una novela, no puedo evitar pensar en cómo me gustaría que fueran las cosas, en qué tipo de personajes me gustaría encontrarme y en cómo me gustaría que se desenvolviera en el mundo creado por otra persona. Me gusta, porque eso hace que mi atención no sólo se centre en la historia real, en la ya creada con sus personajes y sus problemas; sino también en el escenario. Algunas veces os he comentado que me maravilla lo que se puede transmitir con algo tan simple como la descripción de una ciudad. Desde felicidad, hasta melancolía; y es eso, precisamente eso, lo que hace que sea tan genial pensar en historias paralelas.

¡Hasta aquí mis respuestas!
Antes de pasar a nominar – porque sí, voy a nominar a personitas – tengo que comentar tres de las manías de Omaira. ¡Vamos a ello!

1 – Leer los agradecimientos antes que la novela. Sinceramente, me parece una manía entrañable. Es bonito ver qué sentimientos despierta la propia obra en la autora o autor, sin duda, aunque, como bien resaltaba Omaira en su entrada, eso puede hacer que nos traguemos algún que otro spoiler. Debo decir que hubo una temporada que sí los leía. Ahora, sencillamente, paso de hacerlo.

2 – Lleva el libro a todas partes. Yo hago exactamente lo mismo. Veréis, paso tantas horas al día fuera de casa, que nunca sé cuándo voy a tener un huequito para leer, aunque sean, diez páginas. Decía también Omaira que si el libro no le gusta, ni lo saca del bolso. Bueno, yo a esto digo que si un libro no me gusta, no lo cargo. Con esto no quiero decir que esté mal llevar el libro por si, a medida que avanza, se torna interesante, ¡todo lo contrario!, aunque sí he de decir que yo tengo poca fe en eso.

3 – Adora los marca-páginas, más aún si son raros. En serio, me encanta esta chica. Una vez más, no podría estar más de acuerdo con ella. Lo que sí me choca es lo que comenta de que, una vez lo ha usado – en un libro que es suyo – no lo vuelve a usar. Increíble. Yo los tengo todos puestos en una taza de estas con un mensajito “inspirador”. Venga, va, a modo de súper spam os diré qué pone. Solo se vive una vez, ¡date un capricho!

Ahora sí que sí. Ya hemos llegado al final. Sobre las nominaciones… Bueno. Quiero que contesten a este book-tag las siguientes personitas, dedicando un breve espacio a mis puntos 7, 8 y 10:






¡Y esto ha sido todo por hoy!

¿Qué os parece el book-tag? ¿Coincidimos en algo? ¿Alguna manía de la que queráis hablarme? ¡Me muero por conocer vuestra opinión!

¡Un besazo muy grande!



11 comentarios:

  1. Holaaaa^^

    Me ha encantado la entrada, la verdad es que coincidimos en bastantes manías pero sobre todo en terminar de leer los capítulos, NUNCA NUNCA NUNCA he dejado de leer a mitad de una pagina o capitulo, que lio sería después por dios ... jajajaja

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa! Pues a mí me cuesta mucho leer fuera de casa, lo intento, pero normalmente solo lo consigo en la playa cuando no hay demasiada gente, si no me distraigo. Y en cuanto a lo de terminar los capítulos, es algo que yo también hago siempre. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Que buen tag :D

    El 4 me pareció muy curioso y coincido contigo en lo de leer en todos lados
    Muchos saludos Carme!

    -annie

    ResponderEliminar
  4. A mí la parte de los agradecimientos me encantan <3

    Buen tag. Un besito

    Noa

    ResponderEliminar
  5. Hola Carme!

    Primero de todo, muchas gracias por nominarme y me encanta este book tag, va muy bien para conocer que al lector que hay detrás. Coincidimos en alguna que otra manía, por ejemplo también soy de acabar los capítulos y me da pena terminar las sagas, bueno para serte sincera antes más, ahora siempre me queda releer, cosa que siempre he hecho o tirar de fanfics que en el mundo de Harry Potter hay para aburrir y muy buenos, por cierto, también leo en cualquier parte, cualquier día me mataré caminando por no mirar lo que tengo que mirar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué sorpresa me he llevado al verme nominada! Me lo apunto para que no se me pase hacerlo :P
    Con respecto a tus manías, coincido con los puntos 2, 4, 10 y un poco el 5 ^^

    ¡Un abrazote! =)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, Carme! ¡Qué alegría ver tus respuestas al book-tag! :D Lo de coger hábitos yo me lo digo a menudo, pero casi nunca lo consigo xD
    Joo... me has sonrojado con lo que dices de mí y de mi blog ^^ ¡¡Muchas gracias, Carme, eres genial!! Sabes que pienso lo mismo de ti y de lo que escribes, fuiste de las primeras blogueras que conocí y formas parte de mi lista de blog imprescindibles :D (además de que me encanta charlar contigo) ;-)
    Sobre las manías:
    1. Yo también intento eso, pero en todo caso, ¿no te pasa que hay libros cuyos capítulos son interminables y estás agotada y es imposible cumplir eso?
    2. ¿¿Has empezado con HP7?? Uff, prepárate para el apoteosis final :D Yo ahora estoy intentado no meterme en sagas y especialmente en aquellas que sean extremadamente largas... Eso sí, también me da pena terminarlas y más cuando el final es realmente bueno.
    3. ¿Así que haces marcadores? Yo soy un poco inútil para eso, pero me ha parecido curioso porque tengo el mismo criterio que tú para usar uno y otro.
    4. Eso si que no se lo había visto comentar a nadie, pero sin duda es curioso y si eso te hace apreciar aún más la belleza de esas frases, mejor que mejor. "La mujer de papel".. tengo ganas de ver tu reseña y ya te advierto que te dejaré un super comentario :D
    5. ¿Todo, todo? Jjaj, yo también hago mis apuestas, pero en muchos casos me dejo llevar xD
    6. ¿Por qué no es bueno abstraerte del ruido? Para mí eso tampoco es un problema, pero en transporte público, me suelo distraer mirando por la ventana xD
    7. Yo soy incapaz de deshacerme de libros que me han gustado, aunque si odio alguno o sé que no lo releeré, si que prefiero donarlo a la biblioteca antes de que siga ocupando un puesto en la mía. Eso sí, no tengo afán por acumular y acumular.
    8. Umm.. veo muy curioso lo de las dedicatorias, yo tengo de autores, pero nunca nadie me ha regalado uno y me ha escrito nada :-(
    9. Definitivamente tienes que visitar el blog de Laura, la chica que me animó a mí con este tag... no sé cómo podéis ser así jajajaj yo eso de subrayarlos, doblarlos... me da algo.
    10. Eso que dices es muy bonito y creo que ayuda a darle más valor a la historia ^^
    Mis manías: jaja, lo de spoilers pasa sobre todo en historias con algo médico, ya que ahí suelen mencionar tal vez "gracias al hospital x o al doctor x por ayudarme a entender mejor..." y ya sé que algún personaje sufrirá. Jjaj, yo lo cargo porque puede que esté tan aburrida que incluso un libro tostón pueda resultar interesante en algún momento xD Me gusta lo de tu taza, yo los tengo en un cajón amarrados con elástico, pero lo de dejarlos dentro del libro me parece incluso un recuerdo de las sensaciones de la lectura.
    ¡¡Me ha encantado leer tus respuestas!! ¡¡Qué tengas un fin de semana genial!! ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Llevo un par de semanas perdida por culpa de la universidad y no había visto que me habías nominado, pero me ha hecho mucha ilusión y estoy deseando hacerlo!!
    Lo cierto es que coincidimos en algunas y me hace gracia porque he descubierto una manía que tenia gracias a una de las tuyas, porque no pensaba que lo fuera y se ve que si jaja
    Soy una persona muy maniática con todo así que con respecto a los libros no me quedo atrás, espero poder hacer el tag mañana que por fin soy libre.
    No te comento las que tengo parecidas a ti, espero que lo leas en mi tag jaja Me ha gustado mucho y gracias por nominarme, como ya he dicho me ha hecho ilusión ^^
    Un beso :3

    ResponderEliminar
  9. ¡Holaa!
    Qué curioso tag. Comparto lo de cuestionarme todo: estoy constantemente preguntandome y criticando lo que hacen los personajes y demás. Me pareció muy gracioso lo de "Según el sentimiento que despierte en mí la portada y el título de una novela, selecciono un punto determinado", nunca antes lo había escuchado jajajajaa
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Pues si, en el anterior comentario ni te salude¡¡¡¡es que no tengo perdón de Dios!! Pero es que no me dan las horas niña….trabajo, clases, tareas, hogar, hijos….oye voy a ver si ese habito podría encauzarlo yo jejejeje
    Si, el blog de Omaira lo conozco…es una paisana de mi tierra!! Poco me paso por él, sorry!! Pero cuando lo he hecho siempre me llevo anotado una nueva película!
    Gracias a Pepa que me saca las castañas del fuego con el blog, aunque subí esta semana una reseña…pero gracias a ti también por pasar!!! Y por eso¡¡¡gracias por nominarme, y si no te importa te dejo aquí mis respuestas
    De este tag….
    Siiii, siempre, siempre, siempre también termino los capítulos…y como termine mal…tengo q empezar otro….y así hasta yo misma obligarme a parar jejejeje
    Que te da pena terminar sagas???? Diossss yo tiraría hasta voladores si terminara alguna!
    Me parece muy lindo…y romántico esa selección de un punto determinado
    No, leer en voz alta no….pero sí que cierro en ese momento el libro, suspiro, me rio, puedo hasta llorar, y luego lo retomo
    Con los exámenes poco he leído, pero sí que también puedo leer en cualquier parte…la consulta de un medico, la guagua….
    Si, los libros regalados me encantan con dedicatorias, los guardo como oro en paño….y si es una dedicatoria de una amiga en especial, una autora….bueno, bueno, bueno
    Intento cuidar al máximo los libros…pero sí que es cierto lo q dices….lo has vivido, lo has disfrutado también así!!
    Siiiii, yo misma me imagino con esa documentación, esa ambientación otra cosa…algunas veces se cumple…otras no jejejejejej
    De las manías de Omaira….siiiii, leo los agradecimientos…da igual si son al principio o al final….pero antes de embarcarme en su lectura también es lo primero q hago
    Los marca-páginas antes los coleccionaba todos….ahora solo los personalizados, los raros….otra manía que tengo también
    Muchas gracias linda!!!!!!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Hola Carme! que lindo leer esta entrada y sobre todo pasarme por tu blog luego de bastante tiempo. Aquí me lanzo a comentar que tengo bastante que decir :)

    1 – Siempre acabo los capítulos
    Me pasa lo mismo casi siempre. No me gusta dejar los capítulos por la mitad o en momento claves, excepto cuando leo en la cama y me duermo de repente entonces se que por más que siga leyendo al estar adormilada no me va a quedar nada de lo que lea, por lo tanto donde queda queda. Y al otro día lo que hago es empezar de nuevo el capítulo para no perder la magia jaja.

    2 – Me da pena terminar sagas
    Te super entiendo Carme! me pasa lo mismo, por eso quizá no leo tantas sagas. Me encantan porque me siento tan parte de lo que leo y uno llega a encariñarse mucho con los personajes y la enormidad de sucesos que pasan pero aunque si me la leo de un tirón porque no me gusta cortarla ni dejar pasar tiempo, cuando la termino me deja un vacío y tristeza enormes, por más feliz que fuera el final.
    4 – Si un párrafo me parece evocador, tengo que leerlo en voz alta
    Awww me encanta esta manía jajajaja es muy bonita! no la tengo pero me gusta. Y ahora que lo pienso hay veces que he leído partes en voz alta pero una vez o dos, casi nunca. Porque soy muy tiquismiquis (? y hasta me desconcentro con mi propia voz jajaja por eso total silencio preciso para leer, lo cual se relaciona con el punto de que puedes leer en cualquier lado, no es mi caso para nada. jajajaj necesito soledad y silencio totales.
    5 – No puedo dejarme llevar por la novela
    Me pasa lo contrario, soy muy mala para hacer teorías, hipótesis o tratar de adivinar, por eso me dejo llevar totalmente concentrada en cada pagina que leo sin pensar en lo que va a pasar luego, por eso siempre me sorprendo como las mejores jajajaja. Pésima detective sería :/
    7 – No considero importante tener una gran biblioteca. Comparto un poco esto, de hecho en el último tiempo comencé a deshacerme de aquellos libros que no voy a volver a leer o no me interesan. Solo me interesa guardar como tesoro lo que más quiero. Pero si, soy bastante celosa de mi biblioteca y la cuido como oro.
    8 – Cuando alguien me regala un libro, le pido que me lo dedique. Siiiiiiiiiii me pasa lo mismo! adoro que hagan eso y me molesta un poco cuando no lo hacen jajaja. No me gusta marcar libros ni nada, pero si alguien me regala uno, adoro que tenga dedicatoria, por más sencilla que sea, me encanta que me quede el recuerdo de quien me lo regaló.
    9 – He dejado de ser cuidadosa, quiero que se vea que el libro “ha vivido”. Antes era más cuidadosa que ahora, de hecho vivía forrando cada libro con un plástico para que no se estropeara jajaja pero por suerte se me pasó y simplemente los cuido.

    Genial entrada Carme! tengo que ponerme a hacer la mía ya que Omaira también me nominó.

    un beso

    ResponderEliminar